Capitulo 2: Ruta de escape

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 2: Ruta de escape

Mensaje por Sakuro el Miér Mayo 04, 2016 11:57 pm

Ruta de Escape

Un par de horas habían pasado y ya estaba entrada la noche, Akane descansaba en la cama abrazada de Takato, cubiertos los dos solo por una delgada sabana en aquel cuarto de hotel, ambos se veían feliz y Takato sonreía como no podía hacerlo en su casa.

Akane: mi amor… se que ya habíamos hablado de esto y lamento ser muy insistente pero…_ se detuvo algo insegura antes de continuar_ me siento terrible por tener que mentirles a mis hermanos, no me gusta engañarlos, en especial a Cristal y se que están preocupados por mi y solo tratan de que no me meta en problemas, no quiero ocultarles por mas tiempo esto, quiero que te conozcan

Takato: ya lo hemos hablado mucho Akane, lo nuestro debe mantenerse en secreto porque si los demás se enteran van a separarnos y yo no quiero eso, acaso crees que tus hermanos estarán felices de verte al lado de un hombre que podría ser tu padre?

Akane: sé que no es fácil, pero ellos lo entenderán al ver lo enamorados que estamos, además_ dudo un poco pero suspiro y continuo_ no entiendo por qué no dejas a tu esposa si eres tan infeliz con ella... sabes que yo te daré todo el amor y la felicidad que ella no puede darte

Takato: ya te lo he explicado, no es tan sencillo, tengo dos hijas Akane, una de tu misma edad y otra mayor, no lo entenderían tan fácilmente, además de una familia, negocios, una reputación, debo prepararlo todo y encontrar el momento preciso, tengo que pedirte que por favor sigas teniendo paciencia, sé que es difícil para ti, para mi también lo es, entiéndelo

Akane solo lo miro con tristeza y asintió despacio con su cabeza, se levanto en silencio de la cama y empezó a buscar su ropa para vestirse, debía regresar rápidamente a casa pues sabía que Cristal estaría esperándola despierto muy preocupado y posiblemente Yosh no hubiera regresado aun por lo que debía ser considerada con su hermano mayor y al menos evitarle una preocupación menos. Takato la observo en silencio y después de suspirar con resignación se levantó siguiendo su ejemplo y empezando a vestirse, también tenía que regresar a su casa con su familia lo cual para él era abandonar un hermoso sueño al lado de la joven chica que había robado su corazón.

Mientras tanto en el bar de Takumi, Yosh seguía embelesado con Mikaze, cuando la cantante tuvo un descanso bajo y se sentó en la mesa del chico abrazándolo efusivamente.

Yosh: estuviste maravillosa como siempre Mikaze, te veías hermosa, definitivamente o me canso de verte

Mikaze: eres demasiado adulador Yoshi_ le dijo de forma melosa y coqueta bebiendo una copa_ te quedaras esta noche conmigo?

Yosh: me encantaría pero mi hermano ha estado insoportable, creo que si no llego a casa es capaz de venir a buscarme para llevarme arrastrado de regreso

Mikaze: pero Yosh, no quiero estar sola esta noche y además tu hermano siempre es gruñón y paranoico, no te fijes en eso, yo sé muy bien que tú te quieres quedar conmigo_ muy coqueta acariciaba suavemente el rostro de Yosh con sus dedos, sabía que era prácticamente imposible para el chico negarse a sus encantos

Yosh: bueno yo no quiero que tú te sientas sola Mikaze y la verdad me encantaría quedarme contigo, es solo que…_ seguía dudoso pensando en Cristal, no quería causarle angustias a su hermano y también estaba preocupado por Akane pensando en si su hermanita había regresado con bien a casa

Mikaze lo miraba fijamente veía la duda en él y eso le desagradaba ya que no le gustaba sentir el rechazo de nadie, se empezaba a aburrir del chico, entonces giro su rostro mientas el decidía que hacer y su mirada inmediatamente se cruzó con la de Takumi que no dejaba de observarla con intensidad, Suzaku se había marchado hace poco a su casa y desde eso él no había perdido detalle de los movimientos de la cantante y como siempre lo hacía, ella en su afán por amargarlo sonrió juguetonamente, se puso de pie y casi se sube sobre la mesa solo para besar de una forma muy sensual y salvaje los labios de Yosh siendo consciente de la mirada furiosa de Takumi sobre ellos.

Yosh fue sorprendido repentinamente por los labios de Mikaze, rápidamente correspondió su beso con la misma pasión olvidando por completo a sus hermanos o lo que ellos pudieran sentir pues para el solo existía Mikaze en su mundo hasta que sintió una mano puesta fuertemente en su hombro interrumpiendo el mágico momento con la chica, se separó despacio de ella aburrido y algo molesto por la interrupción para encontrarse con la mirada molesta de Takumi que se encontraba a su lado mientras que Mikaze sonreía con superioridad.
Yosh: ocurre algo?_ sabía bien que ese era el ex de Mikaze y no le agradaba para nada porque era claro para el que no había olvidado a la cantante y a veces sentía que ella tampoco lo había olvidado por completo como en ese momento lo cual siempre ocasionaba mucha tensión entre los tres como en ese momento

Takumi: es hora de que te vayas a casa niño, hoy cerrare temprano el bar_ por el solo hecho de alejar a Yosh de Mikaze era hasta capaz de clausurar el negocio

Mikaze: esa es una buena noticia porque eso quiere decir que nos podemos ir más temprano a casa_ dijo respondiendo por Yosh guiñándole un ojo travieso al chico provocando más enojo en Takumi

Takumi: tu no vas a ningún lado Mikaze, que cierre más temprano el bar no quiere decir que tú te puedas ir, eso es solo para los clientes, tú te quedaras aquí y aprovecharas el tiempo restante de horario laboral para ensayar una nueva rutina, ya está muy usada la que usas y eso aburrirá a los clientes

Mikaze maldijo a Takumi con la mirada porque se había salido con la suya y podía ver claramente la pequeña sonrisa de satisfacción en su rostro, resignado Yosh no tuvo más remedio de despedirse de la chica y marcharse ya que Takumi no se apartó de la mesa hasta que el chico salió por completo del bar para después ordenarle a Mikaze que dejara de perder el tiempo y se pusiera a trabajar.

En la hacienda Kimura, Suzaku llego algo tomado, no había nadie en los pasillos ni fuera de las habitaciones lo cual agradeció ya que no estaba de humor para encontrarse con nadie, subió a su habitación pero antes de abrirla suspiro tratando de tener paciencia con su esposa, entro despacio pues no quería asustarla y seguramente ella estaba molesta pero al entrar encontró a Sakuro vestida con su delgado y corto camisón de seda blanco dormida sobre la cama con un libro en su mano, al parecer se había quedado dormida mientras leía ya que la lámpara continuaba encendida, sonrió ante la imagen, ella se veía hermosa y el solo pudo recordar nuevamente porque la amaba tanto.

Avanzó despacio por la habitación para no despertarla y se cambió de ropa tratando de hacer el menor ruido posible, con delicadeza le quito el libro de la mano y lo coloco sobre la mesa, cubrió a la chica con las cobijas, apagó la lámpara y se metió debajo de los cobertores con ella, quería tocarla y sentirla más cerca del así que con cuidado y esperando lo peor acerco su cuerpo por completo al de ella y la abrazo desde atrás por su cintura aspirando el aroma de su cabello, estaba preparado para que ella despertara y se alejara asustada pero no lo hizo, Sakuro se movió un poco en sus brazos y susurro su nombre lo que lo hizo darse cuenta que se había despertado.

Suzaku: perdona por llegar tan tarde, necesitaba despejarme_ le hablo en voz baja sin soltarla ya que notaba que ella no tenía intención de alejarse y eso le dio más confianza

Sakuro: entiendo, no te preocupes_ se dejó abrazar por el sintiéndose algo mal por ser tan fría con el chico y conmovida por como el la cuidaba

Suzaku: lamento haberte despertado_ ella no respondió pero para él no era necesario que lo hiciera, el solo hecho de sentirla relajada entre sus brazos era un triunfo para él, decidió tentar su suerte e intentar llegar más lejos.

Suzaku pego su cuerpo aún más al de ella sintiendo como Sakuro se acoplaba perfectamente a su figura, acaricio su cintura suavemente, el tener su cuerpo tan cerca del suyo encendió su deseo, una de sus manos subió por el muslo desnudo de su esposa mientras sus labios se dirigían a su cuello empezando a besarlo suavemente deleitándose por el sabor de su piel, lo estaba enloqueciendo. Sintió el cuerpo de Sakuro tensarse inmediatamente mientras el continuaba besando su cuello pero no se detuvo, sabía que ella estaba tensa y nerviosa pero aun así no se había alejado y eso lo incito a continuar en búsqueda de mas, Sakuro se giró despacio en la cama quedando boca arriba, entonces miro los ojos de su esposo en la oscuridad, Suzaku continuo besando su cuello hasta sus labios y se apodero de ellos de forma apasionada mientras Sakuro le correspondía débilmente, desesperado Suzaku empezó a subir su camisón deseoso de desnudar su cuerpo pero cuando iba a terminar de quitarlo Sakuro se separó bruscamente de sus labios temblando un poco, ya sabía lo que significaba eso y se sintió tonto al pensar que por fin tendría algo de ella.

Sakuro: lo siento Suzaku pero yo no… lo siento no puedo…_ se acomodó bien su camisón y se giró de nuevo dándole la espalda cerrándose de nuevo a él y su cariño

Suzaku: tranquila creo que yo lo comprendo, perdona mi atrevimiento_ se sentía realmente frustrado y decepcionado pero lo mejor era no demostrarlo, la abrazo nuevamente desde atrás sin ninguna otra intención y se resignó a solo dormir abrazado a su esposa, parecía que al menos ella le permitirá eso por esa noche.

En otro lugar de la hacienda, Takato llegaba triste de haber dejado a su amante, entro a la silenciosa casa y avanzó con pesadez a su habitación donde su esposa lo esperaba despierta con su típica frialdad y enojo interrogándole sobre donde había estado y armando una discusión más como ya era costumbre entre ellos.

En la casa de los Nakajima Cristal caminaba de un lado a otro desesperado, la noche estaba ya muy entrada y ninguno de sus dos hermanos aparecía, se estaba preparando para salir a buscarlos cuando la puerta se abrió de repente y Akane apareció con mirada de culpa que se acentuó aún más al ver a su hermano furioso acercándose rápidamente a ella.

Cristal: donde estabas Akane? Tienes idea de la hora que es? Estaba muy preocupado y encima de todo tu hermano tampoco está aquí?

Akane: Yosh no ha llegado?_ pregunto aún más culpable y preocupada

Cristal: No me cambies el tema, te hice una pregunta_ su mirada era muy seria e imponente

Akane: lo siento mucho hermanito, es que nos divertimos tanto que perdí la noción del tiempo, no me di cuenta de la hora hasta que fue muy tarde, no quería preocuparte

Cristal: ustedes dos acabaran con mis nervios, iré a buscar a tu hermano y cuando estén los dos acá me van a escuchar_ ante la mirada preocupada de Akane, Cristal tomo su chaqueta para salir en búsqueda de Yosh pero al acercarse a la puerta esta se abrió y Yosh entro por ella tranquilamente, al ver a su hermano allí y su hermana suspiro aburrido, ya sabía lo que vendría.
Akane: Yosh que bueno que estas bien…

Yosh: siempre lo estoy, además ustedes saben dónde estaba y donde me pueden encontrar, no es como contigo_ le dijo a su hermana mirándola de forma seria y desconfiada

Después de eso Cristal se acercó a sus dos hermanos menores los cuales tuvieron que soportar un fuerte y largo regaño por su irresponsabilidad y falta de consideración; mientras el mayor los reprendía Yosh solo podía pensar en Mikaze, estaba completamente enloquecido por aquella chica y quería formalizar su relación con ella mientras que Akane se sentía muy culpable por ocultarle la verdad a sus hermanos y causar tantas preocupaciones en ellos, aunque había una cosa más que también le causaba angustia, solo que no sabía de qué forma hablarlo con Takato después de su negativa a hacer público su romance y a dejar a su esposa Yukari.

A la mañana siguiente en la hacienda Kimura era muy temprano y la servidumbre se encontraba en la cocina preparando todo para el desayuno de la familia, Anna se encontraba alistando las bandejas para llevar los alimentos atenta a las instrucciones de Sebastián, el mayordomo jefe mientras Miyuki supervisaba que todo saliera bien, pero Anna estaba más concentrada en mirar embelesada a Sebastián ocasionando que una de las finas tazas de porcelana se resbalara de sus manos y terminara rota en el suelo asustándola y ocasionando el enojo de Miyuki.

Miyuki: pero que te pasa Anna? Sabes que esa taza es muy costosa y acabas de descompletar el juego de vajilla, tendré que hablar con la señora Yukari para que ella determine si debe descontarse de tu salario

Anna: pero señorita Miyuki… yo… yo lo siento mucho_ estaba muy apenada por su descuido y también asustada por el regaño que tendría, pero más que todo se sentía muy mal de estar siendo regañada en frente de Sebastián de quien estaba enamorada

Sebastián: vamos, no es para tanto, es solo una taza y no hay que hacer tanto alboroto, tú no te preocupes Anna y tómalo con calma, tranquilízate, igual tu Miyuki_ les dijo a las dos de forma despreocupada con una sonrisa mientras se arrodillaba a recoger los trozos de la taza del suelo, entonces el timbre de la casa sonó

Miyuki: qué raro, es muy temprano para tener visitas… Sebastián por favor abre la puerta, Anna tu encárgate de terminar de recoger el desorden y terminar rápido los arreglos del desayuno

Sebastián se retiró de la cocina y se dispuso a abrir la puerta principal encontrándose con un chico de cabello castaño y ojos verdes que lo miraba con una sonrisa despreocupada.

Sebastián: señor Yahiro, buenos días_ saludo amablemente haciendo una reverencia educada y haciéndose a un lado para que el recién llegado entrara, a Sebastián no le agradaba Yahiro pero tenía que ser cortes y fingir amabilidad con él, aunque se encontraba muy intrigado por la presencia del chico tan temprano

Yahiro: sé que está muy temprano para hacer una visita pero no podía esperar, no es necesario que pongan un lugar más en la mesa, ya desayune y mi visita será corta, podrías por favor llamar a la señorita Ritsuko? Espero ya se haya levantado

Sebastián: en seguida señor Yahiro, por favor espere en el estudio, pediré que le traigan un café mientras espera

Sebastián llevó a Yahiro y lo acomodó en el estudio, luego le pidió a Anna que preparara un Café y se lo llevara, entonces subió hacia las habitaciones, parecía que nadie estuviera levantado a excepción de Sakuro a la cual era fácil reconocer por la dulce melodía de piano que venia del salón de música, se detuvo frente a la habitación de Ritsuko y toco la puerta un par de veces pero no recibió respuesta, pensó que dormía y sabía bien que a ella no le gustaba que la despertaran pero le parecía descortés hacer esperar más a Yahiro, abrió la puerta para asegurarse de que Ritsuko no despertaría pronto para pedirle a Yahiro que se retirara pero la cama destendida estaba vacía, entro a la habitación y miro hacia el baño donde escucho ruido de agua, la puerta estaba prácticamente abierta y pudo ver como Ritsuko salía de la ducha completamente desnuda lo cual lo paralizo por completo, no sabía qué hacer, temía que al moverse hiciera ruido que delatara su presencia y seguramente Ritsuko lo mataría por haber entrado de esa forma a su cuarto pero no podía dejar de verla, era todo un espectáculo y ella no había notado su presencia, solo secaba su cuerpo despacio con una toalla.

El mayordomo se deleitaba con el cuerpo desnudo y húmedo de su señora, sabía que estaba mal estar allí pero era una mujer hermosa y atractiva, cuando vio que ella se disponía a salir del baño, se apresuró a abrir la puerta y fingir que estaba apenas acabando de ingresar justo cuando ella salía del baño hacia la habitación mirándolo apenada y enojada.

Ritsuko: que haces aquí Sebastián?

Sebastián: lamento haber entrado señorita pero llame varias veces a la puerta y nadie respondió, el señor Yahiro vino a verla y la espera en el estudio... con su permiso_ hizo una reverencia y se marchó como si nada sin darle oportunidad de que respondiera nada

Ritsuko miro confundida y aun más molesta como el mayordomo se marchaba dejándola con la palabra en la boca, se sentía muy irritada pero también su corazón latía rápido, solo decidió vestirse rápidamente y bajar a ver que necesitaba Yahiro, al encontrarse con él se sintió algo incomoda por el cariñoso saludo del chico, sabía que le gustaba y eso solo aumentaba esa sensación, como lo prometió su visita no duro mucho, solo fue a invitar a Ritsuko a salir con él a lo cual ella acepto solo para salir un rato de esa deprimente hacienda, luego de eso Yahiro se marchó con la promesa de ir a recogerla en la noche.

Suzaku se despertó con un poco de dolor de cabeza, se había pasado con la bebida en la noche y se sorprendió un poco al no encontrar a su esposa en la cama a su lado, aunque no era difícil saber en dónde se encontraba ya que aun en su habitación podía escuchar el sonido del piano que venía desde el salón de música, como siempre era un hermosa melodía  perfectamente interpretada, Sakuro permanecía casi la mayor parte del tiempo en el salón de música tocando el piano o en el establo con su caballo Haru y es que la chica no salía prácticamente de la hacienda a no ser que Suzaku la acompañara pues en la sobreprotegía demasiado y además temía que ella se alejara de él. Mientras tanto en el salón de música Sakuro continuaba tocando la melodía sintiendo aun escalofríos por la noche anterior con su esposo, se sentía definitivamente infeliz con todo en su vida pero lo único que podía hacer era resignarse, desde el momento en el que se casó sabia como seria todo en adelante, es por eso que sin ánimos de esperar más decidió aceptar la propuesta de Suzaku de vivir fuera de la hacienda, buscaría el momento adecuado para hacérselo saber.
avatar
Sakuro
Admin

Mensajes : 501
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Edad : 28

Ver perfil de usuario http://talesofphantasia.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.