Capitulo 11: En Busqueda de Consuelo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 11: En Busqueda de Consuelo

Mensaje por Sakuro el Dom Mayo 22, 2016 6:46 pm

En Búsqueda de Consuelo

Para Sakuro y Cristal ya se había vuelto una rutina sagrada el encontrarse todos los días en el establo de la hacienda Kimura para estar juntos y amarse sin restricciones; desde el primer día que hicieron el amor su relación se consolidó con fuerza y no soportaban el estar separados uno del otro, ahora sus cuerpos se llamaban entre ellos e inevitablemente hacían el amor en cada rincón de aquel establo; aunque era difícil Sakuro aprovechaba las oportunidades en las cuales Suzaku se marchaba para poder verse a escondidas con su amante, aunque siempre debían ser precavidos y tener cuidado de no ser descubiertos, una situación que se complicaba cada vez mas

Yosh estaba ya desesperado por el extraño comportamiento de su hermano, no quería decirle a donde iba cuando desaparecía durante tanto tiempo en el trabajo, Cristal solo decía que estaba investigando, pero Yosh no veía los resultados de la misteriosa supuesta investigación de su hermano y su sangre no dejaba de clamar venganza por la pérdida de su amada hermana; el chico sentía que poco a poco estaba perdiendo más la calma y con ello la cordura, sentía que le había fallado a Akane al no lograr su cometido, se sentía engañado por su hermano ya que no entendía que tanto escondía y se sentía atormentado por Mikaze que continuaba buscándolo constantemente tratando de atraerlo de nuevo y resistiéndose a no caer ya que Yosh no había dejado de amarla ni un segundo, pero se negaba a ser amante de Mikaze mientras ella seguía con Takumi

Cristal se encontraba en su casa pensativo, estaba sentado en el sillón mirando al techo, hace poco habían llegado de trabajar y había discutido con Yosh quien se había ido molesto a caminar, el chico solo esperaba que su hermano no se hubiera marchado a ese bar a buscar más problemas o ver a esa mujer; la mente de Cristal también era un caos, no le gustaba mentirle a Yosh pero sabía que no aceptaría lo suyo con Sakuro y más al ser la hija mayor de la familia culpable de la muerte de Akane, aunque Cristal estaba 100% seguro de que Sakuro no tuvo nada que ver en eso y no participó en la humillación de su pobre hermana, sin necesidad de preguntarle él podía saberlo ya que la conocía perfectamente y todo de ella, ese era otro de sus problemas, como proseguir con su venganza amando a Sakuro como lo hacía, obviamente él no la lastimaría a ella pero si quería lastimar a Yukari, por lo que le hizo a Akane y aun más por lo que le hizo a Sakuro, pero no sabía esta última como podría tomarlo o aún más como reaccionaria al enterarse de las verdaderas intenciones con las que llego a la hacienda Kimura

El romance que mantenía con Sakuro era mágico para los dos y deseaba tanto que fuera sencillo y hubiese sucedido en otras circunstancias diferentes a esas, uno donde pudieran estar juntos sin esconderse y sin temores, pero ahora dudaba de todo, Sakuro era una chica acaudalada, acostumbrada a una vida de lujos y gustos costosos, él no podía ofrecerle nada de eso, que futuro tendría con la chica? Sabía que no podía traerla a su pobre panadería y pedirle que viviera ahí con él en la pobreza y las deudas como sabía que tampoco la familia Kimura recibiría a un pobre miserable como él con los brazos abiertos, ahí si lo tacharían de oportunista y aprovechado, pero el problema principal era Suzaku Tazuki, el esposo de su Sakuro. Ella era una mujer casada, tenía un compromiso legal con Suzaku del cual no se podía librar tan fácil, la chica no lo amaba pero él a ella sí y sabía que no iba a renunciar a Sakuro tan fácil, por otro lado el chico empezaba a sentir muchos celos y desespero de que Sakuro estuviera casada con Suzaku, el imaginar que compartían la misma cama cada noche, que el la tocara o besara empezaba a enloquecerlo, no sabía qué hacer y su cabeza estaba hecha un lio

Shion: estas bien Cristal?_ pregunto tímida observándolo

Cristal: no, me duele la cabeza_ la miro serio y decaído, no encontraba solución a ninguno de sus problemas

Shion: te prepare un té_ se quedó mirándolo como queriendo decir algo pero no se atrevía a hacerlo, camino a la pequeña cocina y empezó a poner el agua y a sacar las hierbas para el té, pero miraba constantemente a Cristal cosa que el noto

Cristal: que sucede Shion? Pareciera desde hace rato que tienes algo que no te atreves a decir

Shion: bueno es que…_ se avergonzó mucho de sentirse descubierta y aún más por lo que diría_ acaso estas así porque tienes problemas con tu novia?

Cristal inmediatamente se incorporó mirándola sorprendido, no entendía de donde había sacado eso Shion porque él nunca había mencionado a Sakuro en la casa ni una relación con alguna chica, pensaba que quizás Yosh había descubierto lo suyo y se lo había comentado a Shion, eso lo alarmó bastante

Cristal: mi novia? De donde sacaste esa idea?

Shion: por favor no te vayas a enojar_ se acercó a el temerosa y arrepentida_ mientras limpiaba tu habitación encontré algo, cosas de mujer_ él se calmó un poco pero la miraba aun interrogante_ se me cayó sin querer el cofre de madera que tienes en tu mesa, de allí cayo un listón blanco, un pañuelo perfumado y un frasquito con algo que olía muy bien y similar a las otras dos cosas y bueno… esas son cosas de mujer y aquí no hay más mujeres que yo y no son mías y lo tenías guardado de forma tan delicada que supuse que debían ser cosas muy especiales para ti… por favor no pienses mal, no estaba espiando o hurgando en tus cosas_ hizo de inmediato una reverencia disculpándose

El chico la miraba serio, en efecto esas cosas eran de Sakuro, ella se las había obsequiado para que el tuviera algo de ella y la pensara cuando no estaba en la hacienda, por eso se empeñaba en guardarlas con cuidado en aquel cofre, no pensó que Shion las encontraría pero era mejor ella que Yosh y aprovechando que ya las había descubierto y que necesitaba con quien hablar de sus problemas, se sinceraría un poco con ella

Cristal: tranquila, no estoy molesto contigo pero si necesito que me escuches, la única condición es que Yosh no puede enterarse de absolutamente nada de lo que te voy a decir entendido?_ la chica asintió intrigada_ y después de que me escuches necesito tu consejo porque ya no sé qué hacer

Los dos se sentaron en el sofá y Cristal empezó a contarle a Shion sobre Sakuro, omitió los detalles de que la muerte de Akane fue provocada por la familia Kimura y cuáles eran las intenciones de los Nakajima en esa hacienda, solo se centró en contarle que se había enamorado perdidamente de la hacendada de donde trabajaba a la cual le estaba construyendo una cabaña para vivir con su esposo y que ella correspondía sus sentimientos y tenían una relación secreta como amantes a espaldas de Suzaku y nadie estaba enterado de ello incluido Yosh; la chica estaba sorprendida, siempre vio a Cristal tan serio y cuidadoso con todo que no imagino que podría ser el amante de una mujer casada

Shion: creo que está mal Cristal_ le dijo insegura pero quería ser sincera_ ella es una mujer casada y su marido merece el respeto de su esposa…

Cristal: en verdad la amo Shion y no quiero renunciar a ella, no me pidas que lo haga, debe hacer una forma, una salida

Shion: sinceramente no creo que la haya, este tipo de cosas siempre terminan mal Cristal y a la larga siempre habrá alguien que salga lastimado, entre más tiempo alarguen esto, peor serán las consecuencias, solo piénsalo Cristal

El chico la escucho con detenimiento sabiendo que ella tenía razón cuando decía que siempre alguien saldría lastimado pero aun así él quería creer que había una solución dentro de todo el caos que le permitiera vivir con su amada en paz, se negaba a darse por vencido con Sakuro, desde hace tiempo no se sentía tan feliz y nunca antes se había sentido así enamorado como para ahora renunciar tan fácilmente a todo, no se dejaría vencer, el encontraría una solución y mientras lo hacía, disfrutaría de la vida llena de amor que ahora llevaba

Mientras tanto en el bar de Takumi, Mikaze había terminó de hacer una presentación y se encerró en su cuarto a descansar, más cuando vio a Suzaku llegar a buscar a Takumi como todos los días, le parecía aburrido sentarse con ellos mientras su novio siempre la ignoraba por entretenerse con su amigo así que mejor decidió reposar pues se sentía algo cansada además de bajo animo por los desplantes de Yosh, ni ella misma entendía sus sentimientos, se recostó en la cama y se quedó dormida hasta que sintió como un suave tacto en su rostro la despertaba.

Yosh se había ido muy molesto de la casa en cuanto llego después de haber discutido con Cristal todo el camino de regreso de la hacienda Kimura y al llegar a la panadería, no aguantaba más y salió a dar una vuelta, creía que el aire de la noche despejaría su cabeza pero no parecía funcionar, tenía tantas cosas en su cabeza que en su desespero, sus pasos inconscientemente lo llevaron al bar de Takumi, sabía que no podía caer nuevamente en las redes de Mikaze, pero se sentía tan perdido que necesitaba desahogarse, entro con cuidado de no ser descubierto y se infiltro en el camerino de la cantante, encontrando que ella se encontraba allí dormida, se veía tan hermosa, aun más que cuando estaban juntos y sintió tanta nostalgia, la extrañaba, Mikaze siempre fue su escape del mundo y ahora ni siquiera tenía eso, se acercó con cuidado y acaricio su mejilla ocasionando con eso que ella abriera sus ojos

Mikaze: Yosh…_ susurro su nombre adormilada, creía que era un sueño

Yosh: hola Mikaze_ le hablo con una pequeña sonrisa sentándose a su lado en la cama

Mikaze: eres real_ le dijo despertando por completo cuando él se sentó y muy sorprendida por la visita_ que haces aquí?

Yosh: te extraño Mikaze…_ por fin se había rendido con la chica, su amor podía más que su razón

Mikaze sonrió ampliamente, sabía bien que Yosh no podía olvidarla tan fácilmente y se lanzó a sus brazos besándolo, el chico se había resignado a convertirse en el juguete de Mikaze pues sabía bien que ella no iba a renunciar a Takumi que podía ofrecerle todo y él estaba dispuesto a recoger las migajas que dejaba el otro hombre cuando quería, así con ese beso le entrego su voluntad a Mikaze silenciosamente

En otra parte del bar, el par de amigos continuaban hablando sin notar lo que sucedía en la parte de atrás del bar, ya era tarde y Suzaku debía regresar a casa con su esposa, el estar en la hacienda no le causaba ningún entusiasmo pero el ver a su esposa aunque su relación seguía siendo fría y distante si era algo necesario para el

Suzaku: creo que es mejor que me vaya ya Takumi, debo descansar para todo lo que está por venir

Takumi: te refieres al viejo? Entonces ya está todo listo para sacarlo del camino?

Suzaku: ya casi, mi plan con August empezó a correr desde que ingenuamente Yukari acepto que es un peligro suelto y dejarlo bajo el cuidado y la restricción de Sebastián, pero tú sabes bien que yo no quiero solo controlarlo sino eliminarlo, pero para eso debo ser cuidadoso y labrar de forma correcta el terreno, no procederé hasta tenerlo todo perfectamente controlado y no quede un cabo suelto que me pueda afectar

Takumi: te preocupa pisar en falso y perder a tu esposa no es así?

Suzaku: más de lo que imaginas, me entiendes mejor que nadie, haces cualquier cosa por tu chica_ le sonrió poniéndose de pie para colocarse su saco_ ve con Mikaze buen amigo, hablamos mañana, yo iré a casa pero primero pasare y comprare algo para Sakuro

Takumi: debe estar descansando, se veía agotada, la dejare que esté tranquila un rato más en su camerino, mientras supervisare un poco aquí, cuídate mucho de regreso a ese lugar

En la hacienda Kimura Sakuro se encontraba en el salón de música tocando el piano pensando en su amado Cristal, aun sentía las caricias de sus manos en su cuerpo, después de haber experimentado el hacer el amor con él, quería sentirlo siempre, estaba tan feliz y enamorada de aquel chico que era difícil disimularlo, el cambio que se había dado en ella era muy evidente para los miembros de la casa y no pasó desapercibido para su hermana que la miraba atentamente desde la puerta del salón sonriendo

Ritsuko: te veo de muy buen humor hermana_ le dijo ingresando

Sakuro: en serio te parece? Yo me siento bastante normal_ intento disimular mientras continuaba interpretando su melodía sin distraerse o equivocarse

Ritsuko: definitivamente no es normal y es fácil notarlo por eso_ señalo el piano que su hermana tocaba y rio ante su expresión confusa_ la melodía… es alegre, eso es extraño en ti, todo lo que interpretas en ese piano aunque es realmente hermoso es lúgubre y melancólico, esta es diferente, suena a esperanza y alegría y eso es algo extraño en ti, era normal hace tiempo pero después de lo ocurrido pensé que no te volvería a ver de nuevo feliz

Sakuro: quizás si hay algo diferente en mí y tienes razón_ le sonrió un poco terminando la pieza musical girando a ella de forma tranquila

Ritsuko: acaso eso diferente es alto de largo cabello negro, ojos profundos, cuerpo fuerte y bien formado y extremadamente varonil que construye una cabaña en el terreno de esta hacienda?_ le pregunto de forma picara haciendo sonrojar de inmediato a su hermana

Sakuro: no sé de qué estás hablando hermana y si estas insinuando que Cristal es ese motivo debo de decirte que estas equivocada y que olvidas que soy una mujer casada_ la fuerte carcajada de su hermana la silencio de inmediato

Ritsuko: por dios hermana, ni tú le guardarías fidelidad al mugroso de Suzaku y más teniendo a ese bombón a pocos metros, yo me lo comería enterito si me diera la oportunidad

Sakuro: hermana!!

Ritsuko: tranquila, no pienso robártelo, sé que es tuyo_ le guiño un ojo, su hermana ya la iba a contradecir de nuevo pero Ritsuko la detuvo_ no me vayas a decir que no, hermana es obvio tu cambio de actitud, tus constantes salidas al establo por más que quieras a Haru y aún más los escapes de Cristal del trabajo extrañamente el mismo tiempo en el que tú vas y permaneces en ese lugar y si aún quieres contradecirme hermana… tus gemidos se escuchan perfectamente afuera del establo… tan bien lo hace Cristal?

Sakuro: por dios hermana silencio!_ salto del piano y cubrió la boca de su hermana con una mano temiendo que alguien los haya escuchado, entonces se apeno mucho y le susurro muy bajito_ tan obvio es lo nuestro?

Ritsuko: tranquila que nadie más se ha dado cuenta_ le sonrió con ternura abrazándola y ya hablando las bajo_ me entere por casualidad un día que me enoje mucho con la mugrosa de nuestra madre y fui a buscarte ya que necesitaba consuelo, no te vi en la casa así que supuse que estabas en el establo, pero al llegar y justo cuando abrí la puerta te escuche en pleno acto, no fue difícil darme cuenta con quien estabas ya que es obvio que no era con el parasito de tu marido, volví al día siguiente para comprobar que era cierto lo que había notado y así es, luego espere a que salieran y pude corroborar que era Cristal, que bien guardado lo tenías y yo que pensé que no volverías a tener una relación normal nunca más pero parece que él te dio justo el tratamiento que necesitabas y parece muy intenso por cierto

Sakuro: ya deja de decir cosas con doble sentido hermana_ estaba muy avergonzada_ me siento tranquila de que seas tú quien lo sepa, solo espero que nadie más lo note o tendré muchos problemas… crees que es correcto lo que estoy haciendo? Es decir… Suzaku es mi esposo y me quiere…

Ritsuko: que importa Suzaku hermana! Eres feliz por primera vez en tu vida, por supuesto que estás haciendo lo correcto, soy la primera en apoyarte a ti y a Cristal, no te preocupes por eso, estoy feliz de que hayas encontrado el amor

Sakuro: muchas gracias hermana sabía que podía confiar contigo y que no te importaría que fuera un obrero_ ella le sonrió sinceramente a Ritsuko no le importaba eso_ quiero que tú también encuentres el amor verdadero hermana, sé que estas cansada de escuchar eso pero no te cases con Yahiro, no hagas lo mismo que yo por favor

Ritsuko: hermana créeme que lo he pensado y lo sigo haciendo, la verdad es que no se ni porque acepte la tonta propuesta de Yahiro pero es que no quiero permanecer más aquí en esta casa

Sakuro: debe de haber otra manera hermana, casarte sin amor no debe ser la única, sé que Yahiro es un gran chico y te quiere pero eso no hará tu felicidad

Ritsuko: bueno siempre puedo conseguirme un amante como tu_ rio tratando de ser graciosa pero Sakuro la miraba seria y preocupada por lo que mejor decidió dejar de jugar_ creo que estoy enamorada hermana… pero no de Yahiro

Sakuro: de quien hermana?_ se sorprendió por la noticia, que su hermana aceptara estar enamorada era algo raro y aun más que sabiéndolo hay aceptado a Yahiro

Ritsuko: aun no puedo afirmarlo porque no estoy segura, pero en cuanto descubra lo que realmente siento es amor, serás la primera en saberlo hermana, te lo prometo, pero mientras seguiré con los planes de matrimonio, por favor no me mires así, mejor cambiemos de tema a algo más agradable

Sakuro: está bien hermana, siempre estaré para escucharte y apoyarte

Suzaku llego a la casa después de haber pasado para comprarle algo a Sakuro, en su mano llevaba un hermoso ramo de rosas rojas atadas con una cinta blanca y una caja de chocolates pues su esposa los amaba y siempre sonreía al comer uno, acostumbraba a llevarle cuando la estaba cortejando y hace mucho que no le compraba, es por eso que paso primero a una tienda que aún no cerraba para complacerla y verla feliz. Al llegar se dirigía a su habitación cuando escucho la suave risa de Sakuro, eso lo extraño bastante, casi nunca la escuchaba reír, camino y se asomó a la habitación de música encontrando a la chica junto a Ritsuko hablando y riendo entretenida, no pudo evitar sonreír ante eso entrando despacio a donde se encontraban las dos chicas

Sakuro: Suzaku_ exclamo cuando lo vio entrar al salón de música

Suzaku: buenas noches Sakuro, he regresado a casa

Ritsuko: que traes ahí?_ pregunto sin saludarlo acercándose a ver las flores y chocolates, pensó en robarse los chocolates pero Suzaku los movió

Suzaku: nada de eso, son para mi esposa_ sonrió acercándose a Sakuro ofreciéndole los obsequios que había traído para ella

Sakuro: son hermosas_ tomo las rosas y las olio, amaba las rosas, sonrió por el regalo aunque se sintió internamente muy mal por lo que le hacía a su esposo

Ritsuko: como que sobro aquí además es algo súper incomodo, buenas noches_ se despidió y le guiño un ojo a su hermana antes de marcharse de la habitación

Suzaku: sabía que te gustarían_ le hablo después de que Ritsuko se marchó y se acercó a su esposa acariciando su cabello a lo que ella bajo la mirada de inmediato lo cual le extraño, pero acaricio su mejilla y acerco su rostro al suyo besando sus labios muy suavemente con cuidado de no tener su rechazo a lo que ella le correspondió despacio después de unos segundos, el sonrió_ iré por un florero para colocarlas, espérame en la habitación

Sakuro asintió y se fue a la habitación con sus regalos, Suzaku se quedó en la habitación con una expresión extraña unos momentos, llevo la mano que acababa de acariciar la mejilla y el cabello de Sakuro a su rostro y sintió su aroma, últimamente su esposa olía así, era un olor a flores que no conocía y no sabía porque no le agradaba, olía bien pero internamente había algo en ese aroma que le ocasionaba nauseas e incomodidad; momentos después entro a la habitación con un florero con agua en las manos, encontró a Sakuro de pie mirando emocionada los chocolates, sabía que obtendría esa reacción de ella con el regalo, dejo el florero en la mesa y se acercó a la chica quitándole la caja de las manos con cuidado

Suzaku: déjame ayudarte_ los abrió mientras ella esperaba pacientemente_ son rellenos de crema, creo que son los que más te gustan_ tomo uno con forma de corazón y los llevo a los labios de Sakuro que empezó a comerlo despacio, el sentir sus dedos en sus labios y verla saborear y comer el chocolate lo excito, se alejó de ella antes de perder el control_ te gusto?

Sakuro: si… esta delicioso, muchas gracias Suzaku_ le sonrió aun saboreando el chocolate en su boca y se alejó de el para tomar las rosas y acomodarlas en el florero, no era capaz de mirarlo mucho debido a la culpa que sentía y más cuando el tenia gestos bonitos con ella

Suzaku: te amo Sakuro, sabes que lo hago de todo corazón porque me gusta ver tu sonrisa_ la miro un momento y abrió el armario buscando para cambiarse de ropa y descansar, debía dormir en lugar de pensar en el deseo que sentía, debía distraerse, entonces vio un frasco con un líquido morado, intrigado lo tomo y lo olio, era el mismo aroma que sentía últimamente en el cuerpo de Sakuro, miro raro la botella era diferente de los demás perfumes de Sakuro, leyó la etiqueta intrigado_ esencia de violetas_ así que eran violetas_ de donde salió esto Sakuro?

Sakuro: que?_ lo miro y se puso nerviosa al ver el frasco_ lo compre el día que salí de compras con mi madre, no te gusta?

Suzaku: la verdad no sé, me parece raro, siempre has usado jazmín o rosa, nunca esta flor tan rara, no sabía que te gustaba_ el miraba una y otra vez el frasco, no terminaba de gustarle_ no es que me desagrade por completo, es solo que me hace sentir raro ese olor…_ lo pensó un momento, su flor favorita eran los lirios, le regalaría un perfume de ellos a Sakuro con la esperanza de que así dejara de usar esa esencia de violetas que tanto le incomodaba

Sakuro: creo que es porque aún no te has acostumbrado a él_ le respondió restándole importancia, era la flor favorita de Cristal y su primer regalo, ella lo amaba y le encantaba, quizás una parte inconsciente de Suzaku lo sabía y por eso no le agradaba, se sintió mal por ello_ te molesto si leo un poco antes de dormir?

Suzaku: no te preocupes, yo me siento muy cansado y no me molesta la luz, puedes leer hasta la hora que te de sueño sin problema

El chico se sintió más calmado, era de ayuda no tener a Sakuro aun en la cama a su lado cuando se encontraba tan deseoso, esperaba lograr dormirse antes de que ella se acostara porque en verdad si se sentía cansado, se cambió de ropa y se metió en la cama, viendo desde allí como Sakuro se sentaba en el sillón con un libro en su mano y miraba las flores con una sonrisa mientras comía otro chocolate, se sentía feliz de haber causado esa reacción en ella y así observándolo se quedó dormido rápidamente

A la mañana siguiente Cristal iba camino a la hacienda Kimura con Yosh, miraba de reojo a su hermano menor a cada rato, Yosh estaba más extraño que de costumbre, había llegado a casa a mitad de la noche sin decir una palabra, se acostó y se levantó en la mañana igual de silencioso, no se veía enojado ni molesto pero si confundido y pensativo, Cristal no sabía ni como dirigirse a él sin armar una discusión así que solo lo miraba raro prefiriendo mejor pensar en Sakuro, con las dudas que había sentido le urgía verla, no sabía si sería capaz de esperar a que ella fuera al establo, por otro lado Yosh iba debatiéndose entre lo que había hecho, había caído nuevamente con Mikaze sabiendo que ella solo le haría daño de nuevo pero no sabía cómo echarse para atrás ahora o al menos una parte de él no quería hacerlo

En la hacienda, Suzaku acaba de despertar, había amanecido abrazando a su esposa que aun dormía plácidamente, sonrió al verla, estaba realmente enamorado de ella y la quería por completo, pero siempre trataba de respetar su espacio aunque ya llevaba mucho tiempo reprimiéndose con ella, pero también lo hacía porque sentía un peso muy grande en él, algo lo hacía sentir culpable y por eso no se atrevía a exigir ni tomar a la fuerza nada, no quería lastimar a Sakuro nuevamente, ya le había hecho mucho daño

Con esos pensamientos en mente acerco su rostro al de ella y beso sus labios, la chica que dormía poco a poco se giró y empezó a corresponderle con profundidad y pasión, Suzaku se sorprendió, Sakuro nunca lo había besado de esa forma pero lo disfrutaba inmensamente, la abrazo aún más dejándola bajo él mientras disfrutaba de sus besos apasionados sintiendo como Sakuro deslizaba sus manos por su cuerpo, el incitado por ella y el suave toque de sus manos empezó a acariciar su cuerpo por debajo de sus prendas explorándolo completamente, estaba enloquecido pero con lo que no contaba era con que Sakuro estaba aún medio dormida y no había abierto sus ojos creyendo que con quien se encontraba era con Cristal y deseaba que la tomara una vez mas

Suzaku: Sakuro…

Susurro su nombre entre el beso levantando una de las piernas de la chica entre sus manos cuando ella abrió los ojos de repente y se separó de él de inmediato, Sakuro reacciono al escuchar la voz de Suzaku llamar su nombre y eso la regreso a la realidad dándose cuenta de que no era Cristal, quizás si el chico no hubiera dicho nada ella se hubiera dejado tomar por él y ni se habría dado cuenta que era Suzaku, el la miro confundido desde su lado de su cama y ella lo miro asustada

Sakuro: lo… lo siento Suzaku, estaba dormida y me desperté de forma muy abrupta, me siento un poco confundida sobre lo que ha pasado o estaba haciendo

Suzaku: descuida… aunque debo de confesar que si estabas soñando algo, hubiera preferido que lo siguieras haciendo y no haberte despertado_ le sonrió con amabilidad aunque estaba frustrado, esperaba poder lograr algo con ella y todo iba muy bien pero parecía que ella lo había hecho inconscientemente, por otro lado debía verle el lado bueno, quizás eso quería decir que el deseo estaba despertando en ella, seria paciente y esperaría porque veía más avance en ese terreno, se levantó de la cama intentando relajarse

Sakuro: estas bien?_ pregunto apenada mientras permanecía recostada en la cama cubriéndose con las sabanas

Suzaku: si, me siento apenado por despertarte, puedes seguir durmiendo, yo voy a salir, sé que es temprano pero tu madre me pidió que asistiera a una reunión de negocios como representante de la familia Kimura, tomare un baño y saldré, lamento no acompañar el desayuno

Sakuro: está bien, ten un buen día

Se sintió algo tranquila de que él se fuera a marchar, solo vio como él se perdía por la puerta del baño, Suzaku se ducho con agua helada, lo necesitaba después de lo que había pasado, cuando estuvo más tranquilo se cambió de ropa, miro a Sakuro una vez más que permanecía en la cama tratando de conciliar nuevamente el sueño, se acercó a ella, beso su frente y salió de la habitación rumbo a la cocina, le pediría a Anna que le preparara algo rápido para comer e irse a la reunión que Yukari le había indicado, mientras esperaba Ritsuko apareció de repente rondando por la cocina, era algo extraño verla ahí

Suzaku: buenos días Ritsuko, buscas algo?

Ritsuko: Suzaku… no, no busco nada_ realmente buscaba con la mirada al mayordomo pero al parecer no lo veía cerca, se sintió algo descubierta y más cuando Anna se metió en la conversación exponiéndola

Anna: Sebastián no se encuentra señorita Ritsuko, fue a la habitación de su abuelo a arreglar sus cosas de hoy para que se arregle cuando se levante_ se lo dijo de forma fría mirándola mal, sabía lo que hacía Ritsuko allí ya que últimamente iba mucho a la cocina a preguntar por el mayordomo

Suzaku: buscabas a Sebastián? Qué raro, pensé que sabias que está dedicado exclusivamente a August_ la miro de forma sospechosa pero con una pequeña sonrisa maliciosa, algo pasaba con esos dos, también había descubierto al mayordomo más de una vez mirando a la menor de las Kimura, eso podría serle muy útil, los observaría con más detenimiento de ahora en adelante

Ritsuko: no es tu asunto Suzaku y tú que haces aquí? Tan temprano saldrás a gastarte nuestro dinero?

Suzaku: a administrarlo querida Ritsuko, tu madre me ha enviado a una reunión de negocios, Anna amablemente me está preparando algo rápido y me marchare, no te preocupes que no me veras en buena parte del día

Ritsuko: que bien para mí y sé que también para mi hermana

Le dijo ácidamente a lo que Suzaku la miro mal, herido por el comentario sobre su esposa, Ritsuko se marchó molesta a ver a su hermana para hablar con ella un rato, pero al entrar en la habitación la cama estaba desocupada, poco después escucho el sonido del agua caer desde el baño, seguramente su hermana estaba bañándose, ya la vería en el desayuno. Sakuro no había logrado dormirse de nuevo así que aburrida se levantó, además se sentía algo inquieta después de lo que había sucedido en la mañana y muy deseosa de Cristal, ya quería verlo, mejor se iría arreglando para encontrarse con el

Cristal ya se había arreglado para empezar a trabajar, ahora estaba iniciando labores en el campo con Yosh cuando intrigado vio a Suzaku salir de la casa y tomar su auto, le pareció curioso ya que el chico nunca solía salir tan temprano, eso quería decir que Sakuro estaba sola o al menos sin su esposo, estaba muy impaciente por verla, no quería esperar más, sabía que era algo arriesgado lo que iba a hacer pero quería ver a su chica, sin decirle nada a Yosh que ni siquiera se molestó en interrogarlo, Cristal dejo sus cosas y camino rápidamente hacia la casa dispuesto a infiltrarse en ella nuevamente en búsqueda de su amada

Era más difícil que la vez anterior y es que había mucha actividad en la casa pues estaban preparando todo para cuando la familia Kimura se levantara, sirvientes pasaban de un lado a otro arreglando el comedor y para el chico era difícil esconderse, por fin pudo lograr subir al segundo piso, el problema ahora era dar con la habitación de Sakuro, lo único que podía hacer era imaginar en qué dirección estaba al recordar donde quedaba ubicada la ventana por la cual ella lo miraba trabajar desde la casa. Silenciosamente Cristal se deslizaba por los pasillos tratando de ubicarse pero a la vuelta de uno se estrelló de cerca con alguien

Ritsuko: oye ten más cuidado_ dijo la chica molesta pero al ver de quien se trataba sonrió juguetona_ así que eres tu… que sorpresa…

Cristal: señorita Ritsuko_ se asustó mucho al verse descubierto, seguro la chica armaría un escándalo y lo acusaría por estar en la casa como un ladrón_ yo solo vine a preguntar si querían algo en especial para la fachada de la cabaña_ dijo lo primero que se le ocurrió

Ritsuko: qué lindo_ rio divertida confundiéndolo un poco_ no es necesario que inventes excusas, conmigo no las necesitas_ sabía bien a que había ido y más cuando Suzaku se había acabado de marchar, sabía que buscaba a su hermana y ella sabía bien que Sakuro se encontraba bañándose, así que se le ocurrió algo travieso_ ven, te mostrare cual es la habitación de mi hermana

Cristal: su hermana?_ ahora si se asustó, había sido descubierto_ acaso usted sabe que…?_ dejo la frase al aire y ella asintió con una sonrisa pícara, empezó a caminar y le indico con la mano que la siguiera a lo que el chico lo hizo de inmediato en silencio

Ritsuko: que osado… en verdad la amas no es así?_ el la miraba en silencio inseguro de delatarse aunque parecía que ella lo sabía todo_ ella te ama a ti, no rompas su corazón_ le sonrió y se detuvo frente a la puerta_ toda tuya guapo, distraeré a la familia para que nadie los moleste, inventare algo para excusar a mi hermana del desayuno

Ritsuko guiño un ojo y se fue dejando al chico confundido frente a la puerta, prefirió entrar rápidamente ya que no quería que nadie lo encontrara ahí en el pasillo; al ingresar a la habitación se sintió raro, esa era la habitación de Suzaku también, no veía a Sakuro por ninguna parte y camino por el enorme lugar, era del tamaño de la pequeña y discreta sala de su casa, jamás podría ofrecerle a Sakuro algo como eso y se sintió mal internamente con ese pensamiento

El chico camino por la habitación, había una extraña mezcla del aroma de violetas de la esencia de Sakuro, colonia de hombre que debía ser de Suzaku y un aroma a rosas, el solo hecho de ver la cama destendida le revolvió el estómago, entonces camino un poco notando de donde venía el olor a rosas, encontró en un florero el hermoso ramo de rosas rojas y supo de inmediato que Suzaku lo había traído para Sakuro con una caja de chocolates empezada en una mesa al lado de un libro, se sentía en verdad celoso de ver esas cosas y aun más cuando noto la fotografía que había al lado del florero, se acercó y la tomo, era una fotografía del matrimonio de la pareja, Sakuro se veía hermosa en ese vestido pero en verdad infeliz al lado de Suzaku, deseo romper aquella fotografía con sus manos pero antes de hacer una tontería la dejo en su lugar pero boca abajo, camino un poco más por la habitación y entonces escucho el ruido del agua venir desde una puerta que no había notado

Cristal: Sakuro?_ la llamo, pero no obtuvo respuesta, camino hacia el lugar sintiéndose como un intruso pero quería verla en verdad

Abrió lentamente la puerta del baño y se sonrojo de inmediato abriendo bien sus ojos, frente a él había un elegante baño de color blanco y una ducha con tina detrás de una puerta de vidrio por la que podía ver a través de ella perfectamente el cuerpo desnudo de Sakuro bajo el agua de la ducha mientras la chica mantenía sus ojos cerrados y se abrazaba a ella misma disfrutando del agua correr por su cuerpo, era una escena hermosa y no podía dejar de verla por lo que se quedó allí observándola sintiendo su cuerpo calentarse con la escena que estaba presenciando, momentos después Sakuro cerro el agua y salió de la ducha encontrando a Cristal frente a ella, eso la avergonzó mucho al verse completamente desnuda frente a el a pesar de ya haberlo estado muchas veces

Sakuro: Cristal… como es que estas aquí?_ no sabía ni que hacer

Cristal: quería verte y tu hermana me ayudo_ susurro sin despegar sus ojos de ella

Sakuro: mi hermana_ susurro agradecida con la chica pero aun sin moverse ni decir nada más

Cristal: lo siento por irrumpir así…_ sonrojado tomo una toalla y se la paso para que se cubriera_ te esperare afuera…

Antes de que ella dijera algo, Cristal salió del baño regresando a la habitación sin borrarse la hermosa escena que había presenciado, estaba muy agitado y su corazón latía muy rápido, quería a la chica y no lograba calmarse, solo un par de minutos después ella salió solo cubierta por una pequeña toalla completamente sonrojada y con su cuerpo aun húmedo

Sakuro: me alegra que estés aquí, tampoco podía esperar para verte

Cristal: espero que esto no te haya parecido un atrevimiento, sé que es tu habitación y la de tu…_ no fue capaz de decir la palabra esposo_ de Suzaku

Sakuro: descuida, no pasa nada

La chica camino hacia el con una sonrisa tímida y beso sus labios, eso fue todo lo que necesito Cristal para dejar de contenerse, la deseaba inmensamente y no iba a resistir más sus deseos, la abrazo fuertemente a él y convirtió ese beso en uno salvaje y apasionado el cual Sakuro correspondió de inmediato, arranco la toalla del cuerpo de su amada y la tiro a un lado dejando su cuerpo desnudo expuesto ante el enloqueciéndolo aún más, rápidamente sus labios ahora se dirigieron a su cuello besándolo y mordiéndolo salvajemente, Sakuro de inmediato gimió, le encantaba que el hiciera eso. Mientras Cristal disfrutaba de su cuello observaba la cama, sentía rabia de pensar que Sakuro durmió allí esa noche con Suzaku abrazado a ella así que la mordió mas fuerte causándole aún más placer a la chica que se dejaba hacer con sus ojos entrecerrados, el chico tomo una decisión, haría suya a Sakuro sobre aquella cama con el objetivo de borrar de ella hasta el último rastro del aroma de Suzaku, quería que cada vez que Sakuro se acostara en ella y durmiera con su esposo solo pudiera pensar en él y en el placer que le iba a dar en unos momentos, que Sakuro no pudiera acercarse a esa cama sin recordar sus manos recorriendo su piel y su cuerpo dentro del suyo

Con ese pensamiento en mente la llevo hacia esa cama recostándola en ella, sabía que Sakuro deseaba lo mismo y poco le importaba en esos momentos que fuera su cama matrimonial pues ahora con destreza quitaba las prendas de Cristal rápidamente con desesperación buscando sus labios para besarlos apasionadamente a lo que el correspondía dejándose desvestir por su amada mientras sus manos acariciaban cada rincón de su cuerpo disfrutando de como la piel que ella iba desnudando se tocaba con la de Sakuro provocándolo más de ella hasta quedar en sus mismas condiciones sin una sola prenda en su cuerpo, así completamente desnudos se besaban el uno al otro recostados en aquella cama sin importarles nada mas

Cristal: mi Sakuro… te deseaba tanto_ le susurro rompiendo el beso para regresar a su cuello besándolo y mordiéndolo con pasión disfrutando de los dulces gemidos que salían de sus labios cuando lo hacia

Sakuro: no… no me hagas hacer mucho ruido, alguien nos puede escuchar_ le pidió en voz baja acariciando su cabello mientras sentía las caricias en su cuello

Cristal: creo que eso no puede evitarse, me enloqueces…

El chico sonrió mientras sus besos empezaban a bajar por su cuerpo, se entretuvo con sus pechos lamiéndolos de forma deleitante y mordiéndolos ocasionando que Sakuro gimiera un poco más fuerte y tuviera que morder sus labios para no hacer ruidos más fuertes que pudieran delatarlos; se sonrojo mucho al sentir como ahora la lengua de su amado bajaba por su cuerpo hacia la parte más sensible, entonces ella lo detuvo apenada

Sakuro: espera…_ acaricio su mejilla mirándolo tímida

Cristal: sucede algo? No te gusta?_ se preocupó un poco deteniéndose al instante

Sakuro: me encanta pero… esta vez quiero hacerlo yo… me dejarías?_ se avergonzó mucho de lo que estaba pidiendo

Cristal: claro, eso me gustaría mucho_ sonrió mucho al verla tan tímida pero estaba deseoso de sentir lo que ella proponía_ no te pongas nerviosa

El chico se hizo a un lado recostándose en la cama mirándola muy tímido también mientras ella se arrodillaba a su lado mirándolo nerviosa, entonces para darle un poco más de confianza Cristal estiro su mano hacia ella acariciando de esa forma sus pechos incitándola a que continuara, cosa que resulto ya que Sakuro se inclinó sobre el besando su cuello y mordiéndolo muy suavemente con cuidado de no lastimarlo pero haciendo que el chico emitiera un sonido suave que indicaba que le gustaba lo que ella hacía por lo que se animó a continuar sin tanta pena

Sakuro empezó a depositar pequeños besos por el cuerpo de Cristal a medida que bajaba por el hacia su destino, cuando llego a la cintura del chico se sonrojo aún más mirándolo fijamente pero al sentir la mano de Cristal acariciando su cabello con ternura sonrió y asintió despacio, acerco su rostro a la entrepierna del chico y con timidez empezó a lamerlo por completo haciendo que él se retorciera placenteramente en la cama, no esperaba que una chica tan dulce y delicada como Sakuro quisiera hacerle algo así y se llevó una sorpresa aún más grande cuando sintió una sensación más deliciosa cuando la chica empezó a usar su boca por completo introduciendo y sacando su miembro de ella con un ritmo muy delicioso

Llevo su mano a la cabeza de ella pidiéndole silenciosamente que no se detuviera y lo hiciera más rápido cosa que ella entendió a la perfección, Sakuro se deleitaba con el sabor del cuerpo de Cristal en su boca y por las sensaciones que despertaba en el chico, lo sentía retorcerse debajo de ella y jadear de placer, por lo que siendo más atrevida mientras seguía jugando con su boca, decidió succionar su miembro escuchándolo gemir

Cristal: Sakuro basta… no aguantare y yo quiero… hacerlo en ti…_ le pidió disfrutando mucho mientras la chica continuaba, pero se detuvo de nuevo arrodillándose a su lado con una sonrisa tímida relamiéndose un poco sus labios, esa fue una visión muy erótica para el que no aguanto, se incorporó y puso a Sakuro de nuevo en la cama bajo a él, no le dio tiempo de nada pues de inmediato entro en ella en una embestida fuerte y profunda que la hizo gemir del placer

Sakuro: mi amor!

La chica se sujetó con fuerza de las sabanas de la cama mientras Cristal entraba y salía rápidamente de su cuerpo completamente descontrolado y deseoso de ella, tomo sus piernas en un movimiento atrevido y las levanto para sentir aún más apretado y rico en su interior mientras la hacía suya de una forma muy salvaje y apasionada, quería que Sakuro nunca olvidara ese momento en aquella cama y sonreía satisfecho al ver como ella estaba disfrutándolo inmensamente y se aferraba a las sabanas con fuerza mientras gemía en voz baja deseosa de mas

Momentos después habían decidido cambiar de posición, ahora Cristal descansaba sobre la cama mientras Sakuro sentada en su cadera se balanceaba intensamente disfrutando aún más del cuerpo de Cristal entrando y saliendo de ella, sintiendo las manos de Cristal en su cadera guiándola y ayudándolo a hacerlo más rápido y rico; ambos estaban llenos de placer y Cristal lo sintió aún más fuerte sorprendido al ver como Sakuro empezaba a tocarse a ella misma acariciando su entrepierna mientras seguía moviéndose salvajemente sobre él, era una visión hermosa que lo llevo rápidamente a su límite derramándose una vez más en el interior de su cuerpo viendo como Sakuro sobre el también alcanzaba un delicioso orgasmo y caía sobre su cuerpo agitada y sonrojada

Sakuro: creo… creo que necesitare otra ducha…_ rio un poco respirando agitada sobre el aun sintiéndolo en su interior

Cristal: yo igual… y después de ver tu baño creo que… me gustaría que continuáramos allí…

Sakuro se sonrojo mucho mirándolo sorprendida, el chico tenía ganas de más y pues ella no se negaba a ello porque siempre estaba deseosa de él, lo miro asintiendo con la cabeza despacio para después de descansar un poco dirigirse los dos juntos al baño donde nuevamente hicieron el amor apasionadamente bajo el agua de la ducha y después sumergidos en la bañera, se habían convertido en adictos del amor y solo querían estar juntos disfrutándose del uno al otro sin reserva y sin límites mientras que afuera de aquella habitación, nadie imaginaba siquiera lo que estaba sucediendo en aquel lugar
avatar
Sakuro
Admin

Mensajes : 501
Fecha de inscripción : 07/09/2014
Edad : 28

Ver perfil de usuario http://talesofphantasia.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.